Planeta Freud

Lacan. Breve discurso a los psiquiatras

Posted on: enero 8, 2012

por Jacques Lacan

Petit discours de Jacques Lacan aux psychiatres.
En el Cercle Psychiatrique H. Ey, Sainte Anne, el 10 de Noviembre de 19671

1 – El primer texto-fuente del que nos valimos, para una traducción anterior de esta conferencia, es la transcripción publicada en la edición anónima que agrupa varios inéditos de Lacan, titulada Petits écrits et conférences (en adelante PEC). El mismo fue ahora confrontado con un segundo texto-fuente, aparecido en Pas-tout Lacan, recopilación de la mayoría de los pequeños escritos, charlas, etc., de Lacan entre 1928 y 1981, a excepción de los seminarios (en adelante PTL), que ofrece en su página web http://www.ecole-lacanienne.net/ la école lacanienne de psychanalyse, bajo los títulos Petit discours aux psychiatres {Breve discurso a los psiquiatras}, en el índice, y Conférence sur la psychanalyse et la formation du psychiatre à Ste. Anne {Conferencia sobre el psicoanálisis y la formación del psiquiatra en Ste. Anne}, en el cuerpo del texto. De este segundo texto-fuente proviene el encabezado en bastardilla. Como lo diremos en nuestra nota 3, ambos textos-fuente coinciden en señalar que esta conferencia había sido anunciada bajo el título La Psychanalyse et la formation du psychiatre.

En 1966 había sido creado, bajo la autoridad del Dr. Henri Ey, el Círculo de Estudios psiquiátricos.

Un ciclo de enseñanza había sido organizado, en el cual una sección estaba reservada al psicoanálisis. Es en ese marco que el Dr. Jacques Lacan había aceptado intervenir. El 10 de Noviembre de 1967, dio allí una conferencia sobre el psicoanálisis y la formación del psiquiatra.

Esta conferencia fue registrada sobre banda magnética. Recordemos el contexto de la época: la «Proposición del 9 de octubre» por el Dr. Lacan, con las disensiones que iban a desembocar en la creación del «Cuarto Grupo», la preparación de la revista Scilicet con su principio del texto no firmado, el anuncio hecho por Lacan del título de su próximo seminario sobre El acto psicoanalítico y el anuncio concomitante del fracaso de su enseñanza en tanto que no se había dirigido más que a los psicoanalistas.

El transcriptor tomó el partido de dar a este Petit discours aux psychiatres de Sainte-Anne, una forma escrita que reprodujera en la medida de lo posible el estilo hablado, con los artificios de puntuación que no pueden ser evitados.

Están mantenidos los supensos, las vacilaciones, escansiones, repeticiones y lapsus como partes integrantes del discurso.

Algunas indicaciones sobre las variaciones del tono habrían sobrecargado inútilmente el texto, sépase solamente que el orador no se privaba de hacer uso de éstas: mordaz, incluso rechinante al comienzo, incisivo y conciso en la parte donde se trata de la teoría del lenguaje, confidencial y de una gran suavidad al final.

La muy mala calidad del registro no ha permitido transcribir totalmente algunos pasajes. De dónde la utilización de los signos […] que indican algunos pasajes absolutamente inaudibles y por lo tanto dejados en blanco o las correcciones del transcriptor. Entre los signos <…> algunas raras correcciones al texto de la transcripción original. Finalmente, entre paréntesis son anotadas las reacciones de la sala. 2

2 – Sin necesidad de más precisiones al respecto, salvo la de que todo lo incluido entre llaves: { }, proviene de esta traducción, el lector comprobará que no sigo al pie de la letra ni las indicaciones del transcriptor de PTL ni los criterios del transcriptor de PEC.

Les agradezco que hayan venido, así, tan numerosos. Voy a tratar de volver esta cohabitación momentánea no demasiado desagradable, dada esta especie de atención colectiva que tienen a bien ofrecerme.

Sin embargo, en principio, esta noche no tendré unas cosas especialmente alentadoras para decirles. En todo caso, no fue con esa intención que acepté hablar, así, casi al principio, pues fue al menos así que me presentaron las cosas.

Y si elegí, pues fui yo quien lo eligió, este título: Formación del psicoanalista y… Psicoanálisis, 3 es porque eso me parece un tema especialmente importante, pero, a propósito del cual, me vi llevado a comenzar por, en fin, lo que puede verse, palparse, lo que con toda apariencia ya está ahí como su resultado, a saber, una constatación bastante desengañada.

3 – Ambos textos-fuente indican en nota al pie de página el título con que había sido anunciada la conferencia: La Psychanalyse et la formation du psychiatre {El psicoanálisis y la formación del psiquiatra}. PEC incluye un “(sic)”en el cuerpo del texto.

La formación del psiquiatra, eso no parece ser algo muy simple, ni que vaya de suyo; casi diría, hasta cierto punto, que lo que lo prueba, es este enorme programa en el cual me inscribieron. Para desplazar a tantas personas para la “formación del psiquiatra”, es preciso tenerlas bien al corriente.

En fin… es una cierta concepción de la formación, que se extiende cada vez más: se forma, se forma.

Se forma con la ayuda de comunicaciones, conferencias, amontonamientos de palabras; a propósito de lo cual, por otra parte, cada tanto podría uno preguntarse cuál puede ser el resultado de esto, pues no se puede decir, tampoco, que lo que ustedes vayan a escuchar, aquí, sobre lo que les concierne como psiquiatras – supongo que los hay aquí en una enorme mayoría – ustedes no van a escuchar propuestas que sean todas convergentes, ni siquiera sólamente compatibles.

Entonces, ¿qué van a hacer? ¿Una síntesis, como se dice? Se puede llamar a eso de otro modo… ¡por qué no fárrago, también! Hay que decir que algunas veces se plantea seriamente la cuestión de la diferenciación entre el fárrago y la síntesis.

Entonces, evidentemente, esta formación del psiquiatra, por el momento, parece entrañar mucho trajín, en el espacio y en el tiempo.

Se trata de ver… se trata de ver en eso cuál es el papel que puede y debe ser reservado al psicoanálisis.

El aspecto desengañado del que hablaba recién es, y en primer lugar, esta conjunción que verdaderamente está al alcance de todos – creo que nadie, aquí, o en otra parte, en fin, ahí donde hay psiquiatras, donde se hace psiquiatría, levantará la voz contra lo que voy a avanzar – es que el psicoanálisis, en el nivel en el que estamos, ¿no?, en el nivel de lo colectivo – no hablo de los efectos del psicoanálisis, localizados en tal o cual, eso es otra cuestión, a la cual llegaremos en seguida – pero, en fin, en el nivel del efecto de masa… – empleo el término que Freud emplea cuando se trata de lo colectivo, es un término que me parece excelente, porque eso no supone… nada de común, este término de masa; no es una conciencia colectiva.

No hay necesidad de conciencia de masa, hay efectos de masa – pero en el nivel de los efectos de masa, que no son más que la adición de un cierto número de efectos particulares que se producen — *que tienen*4 por resultado hacer que el psiquiatra se ocupe cada vez menos de lo que llamamos el enfermo, en general.

4 – {avec} ? * tenga {ait}*

Se ocupa de éste cada vez menos, porque está muy ocupado con su formación psicoanalítica, y porque piensa que hasta tanto no tenga la clave que puede proporcionarle el psicoanálisis, bueno, en fin, no valdrá la pena hacer lo que hasta entonces no será más que grosera escarda, aproximación desconsiderada.

Leer más…

Anuncio publicitario

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Haz clic aquí para suscribirte y recibir notificaciones de nuevos posts por email

enero 2012
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: